Estimados papis,

 

¿Alguna vez os habéis preguntado cuál podría ser el mejor regalo para vuestros hijos? Definitivamente algo que dure para siempre y sea esencial para ellos en su vida: un idioma. Con él podrán diferenciarse ya desde pequeños y no lo verán como algo pesado a lo que hay que dedicar muchas horas de mayores.

 

El bilingüismo no está de moda, es algo absolutamente necesario

 

A lo largo de toda mi vida, he trabajado con extranjeros y aparte del inglés, que adquirí con tres años (gracias a la importancia que le dieron mis padres), he aprendido que un idioma hace tiempo que ha dejado de ser una actividad extraescolar para convertirse en algo absolutamente esencial para nuestra vida y nuestro futuro. Debemos cambiar y hacer que, como otras culturas, el inglés deje de ser algo incipiente en nuestra sociedad para convertirse en algo primordial.

 

Desde siempre me ha apasionado la forma que se tiene en otros países para adquirir un idioma: desde bebés, a través del juego y de forma constante y continua. Esto es, exactamente, lo que bebesbilingues desarrolla a través de un proyecto bilingüe personalizado y probado entre los más peques con unos resultados magníficos.

 

Seguimos un método que favorece y estimula el desarrollo integral de los niños: no sólo lingüísticamente sino también intelectual, social, física y afectivamente, utilizando diversos métodos y recursos. Planificamos meticulosamente el proceso de educación de los niños, ejecutando una programación que sigue una metodología específica y unos objetivos concretos, de acuerdo con cada etapa.

 

Hablar, hablar y hablar…Amor, amor y más amor

 

Queremos que el niño disfrute muchísimo y todas, absolutamente todas las actividades están enfocadas desde el juego y el placer: queremos que los niños sonrían, corran, griten de alegría, rían a carcajadas, den besos y abrazos…en definitiva, niños felices y contentos que aprenderán un idioma y evolucionarán desde la diversión y el amor.

 

Papis, cuanto antes comiencen a escuchar el inglés y más tiempo lo escuchen, antes comenzarán a ser bilingües. De ahí la importancia que tienen para mi la constancia diaria y la continuidad. El niño debe escuchar otro idioma cada día al menos un 40% de su tiempo, si sólo escuchan horas sueltas en días alternos, el proyecto bilingüe habrá fracasado. Créanme, es absolutamente maravilloso cuando el niño comienza a hablar y lo hace en 2 idiomas a la vez.

 

Queréis escucharles y sentir esta emoción?

 

Os espero!

 

 

 

Linda