NUESTRO MÉTODO


Trabajamos igual que cualquier escuela infantil, sólo que tenemos una función más:  "sembrar" el inglés en su cerebro.

 

Sabemos que unas horas a la semana en una escuela infantil no sirven para que el niño se haga bilingüe y aprenda el idioma. Nuestro método es constante, CADA DÍA, un número concreto de horas, para que el niño escuche el idioma un porcentaje de tiempo similar al castellano. De otra forma, aprenderán algo de inglés pero el proyecto bilingüe habrá fracasado.

 

Nuestro proyecto de 0-3 es totalmente innovador en nuestro país y se centra en el bilingüismo. Este método, llevado a cabo en otros países donde se da una gran importancia  a los idiomas, requiere de varias horas seguidas diarias de exposición al inglés. El niño oirá inglés desde que entra hasta que sale: desde 3 hasta 8 horas íntegramente en inglés!

 

Seguimos un método que favorece y estimula el desarrollo integral de los niños: no sólo lingüísticamente, sino también intelectual, social, física y afectivamente, utilizando diversos métodos y recursos. La enseñanza es integral: ejecutamos una programación educativa que sigue una metodología específica y unos objetivos concretos, de acuerdo con cada etapa de edad. Trabajamos fichas, bits de inteligencia, psicomotricidad, música, flash cards, multimedia, juegos didácticos, juegos de movimiento,etc. En resumen, hacemos lo mismo que cualquier escuela infantil, pero íntegramente en inglés, es decir, tenemos una función más: hacerles bilingües.

 

 

EVALUACIÓN CONTÍNUA


Cada viernes os entregaremos un cuaderno con la evolución del niño durante la semana para que conozcáis su evolución.

 


 Y TODO ESTO...CÓMO LO HACEMOS POSIBLE?

 

-Con Amor...mucho amor. creemos que ante todo, lo más importante es un niño feliz y contento que se sienta querido. Queremos que asocie el inglés a algo divertido y estimulante que premia cada vez que entiende o dice algo en ese idioma.

 

Juego y diversión. El niño aprenderá a través del juego. Queremos que asocie el inglés a algo divertido a través de canciones, bailes, dibujos, actividades, etc.  

 

-Hábitos y rutinas que que harán sentirse al niño cómodo al empezar a decir palabras, ya que siempre se suelen utilizar de forma rutinaria las mismas frases, canciones, preguntas y expresiones, lo que facilita su memorización.

 

-Creación constante de situaciones de comunicación para que los niños sientan la necesidad, cada vez más grande, de expresarse en inglés. 

 

- Clases impartidas íntegramente en inglés el mayor número de horas. Queremos que sólo escuche inglés. De esta manera, el niño primero escucha, poco a poco entiende, se familiariza con el idioma y finalmente comienza a comunicarse en él. Es imprescindible que el niño escuche la mayor cantidad de tiempo posible y de forma constante el idioma. Constancia y continuidad son esenciales para que el proyecto bilingüe tenga éxito.

 

 

POR QUÉ DE 0 A 3 AÑITOS?

 

Porque es el mejor regalo que podemos hacerles como padres


Indiscutiblemente, el mejor momento para empezar la enseñanza de un idioma es cuando el niño es bebé, con bebé nos referimos a un niño hasta los tres añitos. La cantidad de tiempo que los niños escuchen el idioma, será directamente proporcional al desarrollo de su capacidad de aprendizaje. Los bebés no se confunden, aprenden los idiomas que escuchan a su alrededor de forma natural y los mantendrán en su cerebro conjuntamente para siempre sin necesidad de hacer nada más. Durante los primeros nueve meses los bebés pueden diferenciar con claridad los sonidos de todos los idiomas del mundo, esto es un regalo que no podemos dejar escapar. El inglés formará parte de su vida, aprenderá sólo escuchando. No es ésta una gran ventaja?

Es muy importante que aprendan un idioma ANTES que comiencen a hablar, ya que, aunque este hecho les haga comenzar a hablar más tarde, también hará que todo el inglés esté ya sembrado en el área de su cerebro enfocado a idiomas. Todo el trabajo principal estará ya hecho! Hasta los tres añitos, los niños almacenan todos los idiomas que escuchan de forma frecuente a su alrededor en el mismo área lingüística, de forma que todos ellos tendrán la misma importancia para ellos.

 

CASTELLANO ANTES QUE INGLÉS?


No, ambos a la vez.

 

Cuando se espera a que el niño aprenda castellano antes que otro idioma, el niño siente que el nuevo lenguaje no es tan importante y por tanto, no vale la pena el trabajo de aprenderlo. La mente del niño está diseñada para aprender el lenguaje de forma bilingüe desde el nacimiento hasta los tres años.

 

A partir de esta edad, comienzan a separar los idiomas y decidir cuál es su idioma principal y cuál es el secundario y los idiomas se almacenarán en el diferentes áreas del cerebro, lo que forzará al niño a comenzar a “traducir”, es decir, para decir algo en inglés primero lo pensarán en castellano (irán de un área a otro del cerebro), exactamente lo que nos pasa a los adultos si comenzamos a estudiar un idioma.